Contacto / Reservas
Todos los campos obligatorios

DATOS DE CONTACTO:
Santa Teresa de Jesús, 20
33005 Oviedo
984 285 913
info@eseteveinte.com

Neotaberna en Oviedo

II Jornadas Gastronómicas del Chosco de Tineo Arango y el Vino de Cangas 7 Vidas

II Jornadas Gastronómicas del Chosco de Tineo Arango y el Vino de Cangas 7 Vidas

¡PREMIACO! en el certamen gastronómico del Chosco de Tineo Arango y el Vino de Cangas 7 Vidas. Han sido diez días de diez, donde 25 establecimientos gastronómicos del Principado de Asturias, apostaron de forma entusiasta por dos productos de carácter asturiano, el Chosco I.G.P. de Tineo y la D.O.P Vino de Cangas. Durante el mes de abril, el vino 7 vidas fue nuestro producto estrella.

Nuestra propuesta, como siempre “a nuestra manera” consistió en un bocado muy de aquí a base de chosco, tomate pasificado, manzana a la sidra, Rey Silo y berza. Agradecemos enormemente todas las opiniones y seguiremos trabajando!

Tapa

 

Menú San Valentín (Oviedo)

Menú San Valentín en Oviedo

Llega a Eseteveinte San Valentín, la época más romántica del año y por ello, presentamos un menú especial y otro de capricho que no puedes dejar escapar. Estará disponible previa reserva para:

Viernes 12: cena
Sábado 13: comida y cena
Domingo 14: comida



NEOMENÚ ESPECIAL SAN VALENTÍN (cenas sábado 13)

Aperitivos:

Teja de pitu caleya.
Espuma de foie, calabaza y pan de especias.

Entrantes:

Tomate pasificado, crema de afuega’l pitu, sardina marinada y vegetales de playa.
Albóndiga de asturcelta, tallarines de calamar, quinoa y curry de ajo negro.

Melón impregnado en mojito a modo cortante.

El pez:

Lubina a baja temperatura, angulas vegetales, ortiguilla y hierba de costa.

Postre:

Texturas de fresas, yogur y mus de queso fresco.
Bombón gin-fizz.

Incluye servicio de pan, agua y café. Bodega no incluida.
32€ persona

*Nota: el menú especial (versión corta solo estará disponible el sábado 13 en servicio cena)

 


 

NEOMENÚ CAPRICHO SAN VALENTÍN (¿QUIERES MÁS?)

Aperitivos:

Salmón marinado, sus huevas y su piel a modo de tosta.
Teja de pitu caleya.
Espuma de foie, calabaza y pan de especias.

Entrantes:

Ostra, manzana y sidra.
Tomate pasificado, crema de afuega’l pitu, sardina marinada y vegetales de playa.
Cremoso de apio nabo, tierra de setas y mini verduritas (a modo de huerto).
Albóndiga de asturcelta, tallarines de calamar, quinoa y curry de ajo negro.

El pez:

Lubina a baja temperatura, angulas vegetales, ortiguilla y hierba de costa.

Melón impregnado en mojito a modo cortante.

La carne:

Lomo de venado, chutney de remolacha, vino de o porto y castañas.

Postre:

Texturas de fresas, yogur y mus de queso fresco.
Bombón gin-fizz.

Incluye servicio de pan, agua y café. Bodega no incluida.
45€ persona
Opción maridaje 15€ persona

La dieta mediterránea

La dieta mediterránea

El Mar Mediterráneo es un lugar donde multitud de culturas confluyen desde el inicio de la civilización y la alimentación no ha escapado a las influencias de estas diferencias.

La dieta mediterránea es mucho más que una forma de alimentarse, es un estilo de vida donde los ingredientes locales y de temporada tienen protagonismo, donde abundan alimentos de origen vegetal y los procedentes de animales son anecdóticos, meros condimentos de recetas que han ido pasando de generación en generación, y cuyas variantes las encontramos en los diferentes países que conforman el Mediterráneo, cada una de ellas adaptada a los recursos locales.

Verduras, legumbres, frutas, tubérculos, cereales y frutos secos conforman su base. Se caracteriza por el uso de alimentos locales, frescos y de temporada. La abundancia de productos vegetales propicia la presencia de fibra, vitaminas y antioxidantes que garantiza unos aportes más que suficientes: verduras, legumbres, frutas, tubérculos, cereales y frutos secos conforman la base de esta dieta.

El pescado, las aves, huevos y lácteos son consumidos de forma moderada, mientras que las carnes rojas y sus derivados forman parte anecdótica de las recetas mediterráneas.

El aceite de oliva es la grasa que protagoniza esta dieta, por formar parte integrante de la historia del Mediterráneo y sus culturas, no sólo como alimento, sino también como símbolo. Por otro lado, el vino también juega un papel importante en la cultura mediterránea. Desde los griegos y los fenicios, hasta nuestros días, el vino ha estado ligado al desarrollo de las diferentes culturas mediterráneas, y al igual que el aceite de oliva, es una parte inherente de nuestros hábitos alimentarios.